El empleado como cliente

Por el equipo de Integra

Se suele pensar en las empresas que los colaboradores son proveedores, cuando en realidad la visión más adecuada es verlos como clientes. Las personas tienen su talento y su tiempo, que venden a las empresas por un sueldo. Aunque real en la práctica, esta visión está conceptualmente equivocada. Porque así como los clientes deciden a quien darle su dinero y por lo tanto las empresas compiten por ese dinero, las personas deciden a quien darle su tiempo y su talento y entonces las empresas compiten por este tiempo y talento.

Al cambiar de perspectiva, uno puede empezar a descubrir formas muy novedosas de motivar a las personas y sobre todo de atraer a las personas correctas. Así como en muchas empresas se piensa “te estoy pagando el sueldo”, seguramente ninguna empresa le diría a su cliente “te estoy dando el producto”, sino que se siente agradecida de que el cliente la elija por sobre las demás.

La empresa no existe para satisfacer clientes, sino para ganar dinero. De la misma manera, tampoco existe para tener empleados felices, sino para ganar dinero. Pero en ambos casos, para cumplir con ese fin principal y económico, es necesario que los clientes compren y que la gente ponga su tiempo y su talento para hacer realidad esa propuesta de valor que tiene la empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s