Desafíos: El verano de las sombras

Por Alejandro Marchionna

Finalmente llega el verano de 2015, año emblemático si los ha habido en esta década.

En el verano uno busca instintivamente la sombra para pasar el calor y sobre todo para evitar lo peor de los rayos de nuestro ozónico (en realidad, falto de…) sol austral. La sombra es un aliado del sufrido porteño que no se puede ir de vacaciones, pero también del veraneante que a veces sufre los embates de un sol con el que ya no tiene la confianza de la adolescencia.

Este es un verano en el que, como en otros de años ya lejanos, hay sombras. El empresario prepara sus valijas y se encomienda a la Providencia para que pueda terminar sus vacaciones (justas y merecidas, quién lo duda) en paz. Y las sombras que se anuncian no son sus aliadas para tan elogiable propósito de descanso.

Buitres que sobrevuelan las costas argentinas y también generan sombras. ¿Se arreglará o no se arreglará? ¿Se tendrá acceso al mercado internacional de capitales? ¿Faltarán dólares en las reservas del Central?

Inflación y recesión – malas recetas para distender el malestar social. Supermercados sitiados, asediados, amenazados. Empresas que adelantan (mucho) y alargan (algo) sus vacaciones. Suspensiones, despidos en cuentagotas para no irritar ni a gremios ni al Gobierno. Mientras tanto los precios galopan más allá de los índices domesticados y a pesar de la caída en la actividad.

Un sector agropecuario nuevamente disminuido que irá generando parálisis en el interior de la Pampa Gringa. El trigo con el que el Ministerio de Agricultura juega a la parrala (que sí se exporta, que no se exporta) y las consecuencias: el trigo a $ 950 la tonelada en el mercado doméstico; ¿baja la harina?; ¿baja el pan? ¿quién sembrará trigo en la campaña 2015-2016? El precio de la soja alcanzando niveles vistos sobre fines del siglo XX: ¿seguirá siendo rentable el monocultivo que induce la política agropecuaria oficial? ¿Faltará recaudación por vía de retenciones? ¿Faltarán dólares en las reservas del Central?

Las sombras pueden ocultar el sol del verano en cualquier momento. El empresario debe estar, una vez más, alerta y preparado para el emergente. Integra estará siempre lista para contribuir con su metodología, su pensamiento crítico y su creatividad para ayudarlo a pasar el verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s