Dos meses de reposo

Por el equipo de Integra

Pareciera que en enero y febrero el mundo se detiene en Argentina. Las decisiones se postergan y las vacaciones se tornan una excusa para no avanzar con ningún tema: parecieran ser dos meses de letargo. Nadie niega que el descanso es apropiado y hasta necesario, porque nos permite volver con más fuerzas y renovados ánimos, pero la organización no puede descansar.

Dos meses es mucho tiempo, no se puede detener completamente la marcha. Incluso para las decisiones estratégicas, dejarlas dos meses a la espera del regreso, no es algo sabio. Se puede desacelerar, se puede dilatar, pero nunca dejar completamente suspendidas las decisiones.

Que estos dos meses sirvan para descansar, pero que no sean una excusa para postergar aquello que tenemos que hacer y a lo que subconscientemente rehuimos con cualquier pretexto. Integra también descansa pero estamos preparados para ayudarlo a tomar decisiones clave que pueden ser mejor analizadas cuando el ritmo de trabajo es más suave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s