¿Quién ganará las elecciones?

Por Christian Joanidis

Todos estamos preocupados con este tema, tenemos cierto nivel de ansiedad al respecto. Es lógico, aunque parezca dramático decirlo así, los próximos cuatro años de nuestra vida van a estar signados por lo que suceda en las próximas presidenciales.

Al principio se creía que los tres contrincantes principales representaban variaciones de una misma y moderada tendencia: hoy ya sabemos que en octubre se definirá si continuamos en el camino que venimos recorriendo hace doce años o si hacemos un cambio de tendencia, al menos a nivel político. En general, quienes trabajan en el ámbito privado están anhelando el golpe de timón.

Sin embargo, no se ha visto ningún análisis serio sobre las posibilidades de los dos candidatos que hoy parecieran disputarse la presidencia. Y nosotros, tan acostumbrados a opinar y decidir sin datos, una vez más nos dejamos llevar por impresiones en lugar buscar información real que nos ayude a entender el panorama electoral.

Queda claro que las encuestas no son una fuente confiable de información: dicen las malas lenguas que las encuestas que se publican siempre tienen un “mecenas” detrás y que por lo tanto no reflejan la realidad sino la voluntad del mecenas. Las encuestas de verdad, las fidedignas, están sólo en poder de los candidatos.

Los diversos columnistas de los medios, estoy hablando de los no oficiales,  hablan también desde la opinión. Incluso es a veces tan grande su derrotismo que no pueden evitar que se adueñe de sus columnas. Pero datos concretos o análisis cuantitativos no los ofrece nadie. ¿Será porque nadie los necesita para formar su opinión?

En Integra estamos acostumbrados a hablar en términos numéricos, ya sea para hacer estudios de mercado, análisis de operaciones o diseño e implementación de estrategia: los números son los únicos que pueden reflejar la realidad de manera objetiva. Por eso sabemos que hoy es posible hacer una estimación numérica seria sobre quién va a ganar en las próximas elecciones. Tomando información histórica de otras elecciones y haciendo algunas hipótesis es posible llegar a resultados mucho más confiables que las encuestas públicas.

En cualquier aspecto de nuestras vidas, formar nuestra opinión pura y exclusivamente sobre la base de opiniones y sensaciones no es el mejor camino para acercarse a la realidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s