Veamos lo bueno y que se puede hacer para estar mejor

Por Fermín Ricarte

Los últimos acontecimientos políticos y económicos generan incertidumbres y temores, ¿pero alguna vez pensaron en cuanto hemos vivido? Las experiencias capitalizadas,  que en algunos casos se repiten hoy y en otros son muy distintas, hacen a esa virtud que supo desarrollar nuestro Empresariado y nuestros Profesionales: no sólo la capacidad de prever lo que se viene, sino también la de poder conducir en medio de la tormenta en cualquier escenario.

Hoy genera desazón para algunos la última emisión de Bonos: reemplazar a los que vencen,  para captar fondos y enfriar el dólar paralelo con vencimiento de corto plazo. Soluciones que anticipan  complicaciones para quien viene a ocupar el sillón presidencial con intenciones de devaluar y unificar el tipo de cambio. Pero nada es tan grave: hay mecanismos de transición que se pueden activar, de hecho algo de eso ya se puso en práctica. Algunos candidatos comenzaron a trabajar en un pacto social y paralelamente en generar un tipo de cambio para el comercio exterior  como medio para relanzar a las empresas al mercado externo,  generando así  internamente los acuerdos sociales definitivos y  necesarios para transitar de manera menos traumática la unificación del mercado cambiario, de donde nunca debió salirse en primer lugar.

Estos forman parte de los desafíos que deberán tomar nuestros candidatos presidenciales, por eso insisto en que no solo tenemos que ver a los candidatos y sus discursos desde donde estamos parados hoy, sino que también debemos poner nuestra mirada más allá, en sus equipos económicos de soporte.

Es necesario seguir el día a día y los comentarios de los candidatos y sus equipos económicos, analizar cómo nos impactan en nuestra industria y empresa, ver si me permite sacar ventaja sobre mis competidores y prepararme para hacer efectiva dicha ventaja.

Igualmente, más allá del escenario económico, viendo las elecciones  en Tucumán es importante prestar atención a la evolución del escenario político y buscar por todos los medios, como Ciudadanos, que se den las acciones necesarias para tener una elección nacional en paz y armonía.

Ahora bien, llegó el momento de ocuparnos de las empresas,  esta vez cada uno deberá contar con sus propios equipos  y plantearse los escenarios alternativos a transitar:  esto tiene que ver con la necesidad de comprender como manejaremos nuestro avión en medio de las tormentas aisladas que vendrán hasta el 10 de diciembre (y luego también). ¿Cuáles serán los posibles rumbos a seguir en los primeros 180 días de gobierno, que son los fundamentales y donde se presentan los principales lineamiento políticos y económicos a desarrollar para los próximos años?

Para esto requerimos una vez más de la proactividad de los Empresarios, Directores y Ejecutivos  de nuestras empresas, poniéndonos a trabajar rápidamente para comenzar a escribir nuestras propias respuestas.

Siempre es bueno tener presente que la visión externa nos puede ayudar para destrabarnos cuando pensamos que ya vimos todas las alternativas. Ese mix de equipo interno /externo ayuda a potenciar las conclusiones y acelerar los procesos de reflexión sobre los que hoy estamos trabajando contra reloj.

¡Vamos! ¡Arriba! Antes que nada no olvidemos SOMOS ARGENTINOS, una especie diferente en el mundo, acostumbrada a salir siempre adelante: a no decaer que siempre se puede un poco más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s