Otro gran mal: nuestro realismo mágico

Por Alejandro Marchionna Faré

Se despejó la incógnita electoral y ciertamente el ambiente cambió de la noche a la mañana. Directivos sólidamente anclados en un proyecto encontraron nuevas ideas económicas más compatibles con sus ambiciones de libertad personal. Los más canosos recordarán eventos similares en 1973, 1976, 1983, 1989, 1999, etc. yendo en uno u otro sentido…

Si l’imprenditore e mobile, no hay que olvidar que esas mutaciones de opinión se deben en su esencia a un profundo sentido de realpolitik, es decir de realismo pragmático, de parte del empresariado argentino. Por eso causa tanta sorpresa escuchar conversaciones de los últimos días en las que la imaginación vuela hacia un escenario en el que todo es coser y cantar, como si doce años de desaguisados hegelianos y de suspensión de la ley de gravedad pudieran ser resueltos simplemente porque a partir de ahora nos transformaremos en Suiza. Nada más anclado en el realismo mágico de nuestro maestro Jorge Luis Borges.

Los próximos meses serán testigos de muchos sacrificios. No se puede esperar menos cuando se debe poner la casa en orden. Lo político no desaparecerá del horizonte porque quienes abandonan el poder buscan recuperarlo lo más rápidamente posible y la tentación de reeditar los trágicos eventos de 2001-2002 es muy fuerte y es explícita. La sombra del retorno en 2019 también obliga a la sociedad a trabajar con seriedad en la construcción de un entorno país previsible, a favor de la creación de riqueza y de empleos genuinos, en el que se privilegie la igualdad de oportunidades y un acceso irrestricto a la educación de calidad que requiere cualquier sociedad para funcionar en el siglo XXI.

Por eso es importante tener en mente el mensaje permanente de Integra: no se puede planificar nunca para un futuro único. La incertidumbre campea siempre en el mundo de los negocios, más allá del grado de institucionalidad del entorno país en que funcionan nuestras empresas. Y nunca el realismo mágico latinoamericano puede generar escenarios en los que una empresa pueda tener un desarrollo sólido y estructural.

Por un 2016 en el que trabajemos juntos para mejorar nuestras empresas – y de esa forma contribuir a la refundación de la Argentina en unión y libertad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s