En el segundo semestre…

Por Alejandro Marchionna Faré

El nuevo mantra de estos días es “en el segundo semestre…”.

Y es que nunca ha dejado de reinar en nuestras costas el realismo mágico, en la versión febrilmente fuerte de la Argentina. Como ya hemos olvidado a la administración anterior, ahora creemos que la solución de los problemas estructurales del país está al alcance de la mano. ¿Y por qué? Porque la actual administración desarmó un cepo infantil. Porque cerró como pudo pero con bastante prolijidad un período de default de 15 años que se prolongó por capricho e ideología.

Entonces surge una nueva fantasía. En el segundo semestre todos los problemas económicos se acabarán: inflación, desempleo, caída de la actividad, déficit fiscal, posible retraso cambiario (según el interlocutor), desindustrialización frente al monstruo chino. Como oí en mi entorno hace poco “en el segundo semestre no morirán más celebrities”.

Las condiciones del entorno cambiarán para mejor. Pero la apertura comercial indiscriminada es incompatible con un mínimo desarrollo industrial. Las tasas positivas de interés atentan contra el financiamiento de largo plazo, salvo una nueva batería de subsidios. Salarios y energía suben para complicar las posiciones de costos de la industria argentina.

Una frase de hace algunas décadas da una lección importante: “Mientras nos lamentamos de nuestros fracasos se nos pasa el tiempo de triunfar”. La empresa argentina no puede quedarse mirando impávida la coyuntura. Es necesario pensar el futuro, trabajar la inecuación del valor, cuidar la ecuación económica, pensar en nuevos y más grandes mercados, adelantarse a la obsolescencia del negocio.

¿Solos? No. Con un sindicalismo lógico. Con acceso a financiación muy blanda para la reconversión y el desarrollo. Con una política económica coherente.

Mientras ese Nirvana se materializa seguramente más allá del segundo semestre de 2016, INTEGRA está preparada para trabajar con sus clientes en aprovechar la coyuntura, pero sobre todo para construir ese largo plazo, esa competitividad, esa clase mundial que nuestras empresas tanto necesitan cultivar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s